BLOG

  • 1. AL ECHARME PROTECCIÓN SOLAR NO ME PONGO MORENO/A: FALSO.
    La suma de la hidratación de la piel con la aplicación de un fotoprotector hace que nos bronceemos de forma más sana y homogénea. Además, normalmente no nos ponemos la cantidad de crema indicada para una protección 100% eficaz, por tanto, siempre estamos dejando pasar parte de la radiación. Independientemente de esto, tomar el sol sin fotoprotección producirá más bien un bronceado similar al de una quemadura y una piel fotoenvejecida, candidata a sufrir melanomas.
  • 2. LOS PROTECTORES SOLARES PROTEGEN FRENTE A TODAS LAS RADIACIONES: FALSO.
    no todos los protectores del mercado protegen contra todas las radiaciones (ultravioletas, infrarrojas y visibles). Aunque son los rayos UVA los más dañinos para la piel, la FDA específica que un solar comercializado solo debe presentar protección frente a UVB. En Europa tenemos más restricciones, pero no todos lo cumplen. Es fundamental buscar protectores con amplia protección frente a las todas radiaciones solares, incluso existen algunos que protegen de la polución o del desgaste del mismo por el roce con la arena, que incluyen activos antiedad o protectores multifunción con texturas novedosas.
mitos del sol
  • 3. PARA ESTAR BIEN PROTEGIDO DEL SOL, NECESITO UN FOTOPROTECTOR CON FPS MAYOR DE 50:: FALSO.
    La diferencia entre una fotoprotección de 15 y otra de 100 es de un +- 7%, pero el FPS solo nos protege de las radiaciones UVB, debemos tener en cuenta que también tenga protección frente a radiaciones UVA (como mínimo). Aunque recientes estudios demuestran que el FPS 100 protege más que el de 50, debemos elegir el FPS en relación al fototipo de nuestra piel.
  • 4. LA EXPOSICIÓN SOLAR DAÑA-ALTERA LAS CÉLULAS MADRE: VERDADERO.
    Son células esenciales encargadas de la regeneración de la epidermis. Son muy frágiles frente a los rayos UV, lo que hace que pierda su poder regenerativo, produciendo un envejecimiento cutáneo prematuro.
  • 5. EN LA SOMBRA ESTOY PROTEGIDO/A: FALSO.
    Aunque la sombra es una de las principales defensas contra la radiación solar al evitar la exposición directa, sigue habiendo un elevado índice de radiación. De media, a la sombra la radiación que llega es de un 50%. Ya que el daño solar producido por la radiación es acumulativo, lo conveniente será fotoprotegernos aunque estemos en una zona con sombra.
  • 6. ES IMPORTANTE USAR FOTOPROTECTOR, PERO SOLO EN VERANO: FALSO.
    Aunque durante el invierno el índice UV es menor, tenemos que fotoprotegernos ante una exposición continuada al sol. El daño puede ser menor pero la prevención debe ser la misma que en verano.
  • 7. LAS CREMAS SOLARES SON LAS ÚNICAS FORMAS DE FOTOPROTECCIÓN: FALSO.
    Existen complementos alimenticios que, aunque no protegen de la misma manera que un fotoprotector, ayudan y suman un extra.
  • 8. CUANDO ME QUEMO BASTA CON HIDRATAR LA PIEL. NO HACE FALTA UN AFTERSUN: FALSO.
    El aftersun se aplicará SIEMPRE que volvamos de una elevada foto exposición, nos hayamos quemado o no. Será nuestro regenerador para el verano, ya que tiene componentes con propiedades calmantes, antiinflamatorios, y regenerativos. Algunos incluso incorporan sistema de crio efecto, haciendo que la temperatura corporal de tu piel disminuya (beneficioso en la quemadura). Si presentamos una quemadura, habrá que valorar si es necesario otro tratamiento adicional.
  • 9. EXISTEN COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS PARA PREPARAR TU PIEL AL SOL: VERDADERO.
    Existen complementos alimenticios que ayudan a regular la función de la melanina, lo que hace que nuestra piel se prepare para el bronceado. Conseguimos un bronceado más sano. Indicado en pieles alérgicas o sensibles.
  • 10. EL SOL ES UN PELIGRO PARA LA VIDA Y DEBEMOS AISLARNOS DE ÉL LO MÁXIMO POSIBLE: FALSO.
    El sol es fundamental para la vida, la síntesis de vitamina D, y la buena salud mental, de modo que es imprescindible aprender a convivir con él.
mitos del sol

DISFRUTA DEL SOL CON SEGURIDAD ESTE VERANO: SIGUE UNA RUTINA DE FOTOPROTECCIÓN

Para disfrutar del sol saludablemente, es conveniente reducir la exposición durante las horas centrales del día y seguir protegiéndose. Que la piel esté bronceada no significa que esté protegida de la radiación UV. La quemadura solar es una señal de que la piel ha recibido, literalmente, una sobredosis de radiación UV, así que para protegerla póngase camisa, sombrero y crema. A continuación de dejamos algunas rutinas y productos que contribuirán al cuidado de tu piel para lucir un bronceado seguro este verano:

  • 3. Hidratantes: rutina mañana y noche para prevenir la deshidratación. Previa fotoprotección podemos aplicar nuestro tratamiento cosmético habitual.
    • Proretinoles o retinoles suaves (consultar al farmacéutico).
    • Ácido hialurónico.
    • Dexpantenol.
  • 4. Protectores solares: recomendar el FPS solar adecuado a cada piel e indicar las buenas prácticas de aplicación, que varía en función de tu fototipo, las características y necesidades de tu piel, y el tiempo de exposición al sol. Para saberlo, consulta con tu farmacéutico.
    • Cantidad
      • Aplicar de forma uniforme en todo el cuerpo y en cantidad suficiente (mínimo 2mg por cada cm2 de piel). Con el protector no hay que escatimar, podríamos decir que la cantidad correcta sería la que utilizaríamos para hacer una línea entre el dedo índice y corazón, en forma de V.
    • Aplicación
      • Primera aplicación: en casa, mínimo 15-30 minutos antes de la exposición al sol.
      • Replicación: cada dos horas. Si hemos realizado ejercicio físico o algún baño, reaplicar al finalizar, hayan pasado o no las dos horas.

Si quieres conocer el estado de tu piel con más detalle, en Sanafarmacia contamos con un servicio de Microcaya, en el que llevaremos a cabo un estudio donde analizaremos los niveles de pigmentación, hidratación, grasa y elasticidad de tu piel.

Entradas Relacionados

CATEGORÍAS