Meningitis: la importancia de la vacunación y el diagnóstico precoz

Abr 23, 2021

El 24 de abril se celebra el Día Mundial de la Meningitis, una efeméride con la que se busca llamar la atención y reflexionar sobre una enfermedad caracterizada por ser una de las principales causas de muerte por infección en niños y adolescentes.

Esta enfermedad se caracteriza por la inflamación del tejido delgado que rodea el cerebro y la médula espinal, llamada meninge.

Existen varios tipos de meningitis, siendo la meningitis viral la más común, que ocurre cuando un virus penetra en el organismo a través de la nariz o la boca y se traslada al cerebro. La meningitis bacteriana, por su parte, es bastante inusual, pero puede ser mortal. Suele comenzar con bacterias que causan infecciones parecidas a la gripe, pero puede llegar a causar sordera, lesiones cerebrales y daños en otros órganos.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que cada año se diagnostican más de 1.000 casos de esta enfermedad en España, aunque su incidencia real puede estar infravalorada por el número de casos que pueden presentar síntomas más leves y no acuden al hospital.

Gracias a los programas de vacunación, junto con el diagnóstico y el tratamiento antibiótico precoz, se ha reducido considerablemente en las últimas décadas el número de casos y se ha mejorado su pronóstico.  Sin embargo, aunque la meningitis no presenta una incidencia tan alta como otras patologías neurológicas agudas, sigue siendo una enfermedad muy grave, con alto índice de mortalidad y discapacidad. 

Según datos de la SEN, la meningitis tiene un índice de mortalidad del 10% de los casos y deja secuelas en más del 20% de los supervivientes, principalmente pérdidas sensoriales (sobre todo sordera) o lesiones cerebrales. Por lo tanto, reconocer sus síntomas y pedir atención de manera urgente es de vital importancia.

Aunque la meningitis puede aparecer a cualquier edad, los niños menores de 5 años y los jóvenes de entre 15 y 24 años son los grupos en los que se da con mayor frecuencia. Es por ello que la vacunación se convierte en una medida esencial.

El contagio de esta patología se produce a través de la saliva que se expulsa al hablar, estornudar o toser, siendo el contagio a través de objetos muy poco habitual.

La meningitis suele aparecer en otoño y primavera, siendo los entornos como las guarderías, las escuelas o las residencias los espacios donde se suele propagar con mayor rapidez.

Asimismo, cualquier persona puede contraer meningitis, pero es más común en las personas con sistemas inmunitarios débiles. Además, se trata de una enfermedad que puede agravarse muy rápido, por lo que se debe buscar atención médica de inmediato si presenta una fiebre súbita, fuerte dolor de cabeza, rigidez en el cuello y náuseas o vómitos, ya que estos son los síntomas más comunes que se suelen presentar al principio de la enfermedad.

Desde Sanafarmacia nos sumamos a darle visibilidad a esta enfermedad, para lograr que cada vez más personas se den cuenta de la importancia que tiene vacunarse contra ella en edades tempranas y un diagnostico a tiempo.

Foto: freepik