Enfermedad celíaca: la importancia del rigor en la dieta

May 27, 2021

Hoy, 27 de mayo, se celebra el Día Nacional del Celíaco. Se trata de una jornada cuyo objetivo es aportar visibilidad y apoyo a todas aquellas personas que sufren este padecimiento, dándola a conocer y normalizándola entre todos los sectores de la sociedad.

La enfermedad celíaca se caracteriza por una intolerancia a una proteína, conocida como gluten, que contienen varios productos, como el trigo, el centeno, la espelta, la cebada, triticale y kamut.

Se estima que el 1% de la población nacional es celíaco y que cada año se diagnostican en España 4.000 nuevos casos.

Este padecimiento se presenta en individuos genéticamente predispuestos que sufren una reacción inflamatoria de base inmunológica. Por tanto, si se diagnostica un caso en un núcleo familiar, posiblemente existan otros afectados por la enfermedad en la misma.

Sin embargo, otras de las causas por las que se produce la intolerancia celíaca en el organismo pueden ser agentes ambientales, como infecciones virales u otro tipo de infección; o asociación con otra tipología de enfermedades autoinmunes que también surgen por la combinación de susceptibilidad genética a infecciones.

Los síntomas más frecuentes de la enfermedad celíaca son la pérdida de peso y apetito, náuseas, diarrea, distensión y dolor abdominal, anemia, alteraciones del carácter y retraso del crecimiento. No obstante, existen casos en los que la sintomatología puede ser algo atípica e, incluso, estar ausente.

Actualmente, la confirmación del diagnóstico se basa en un conjunto de sospechas clínicas, serología y biopsia intestinal que resultan compatibles con la celiaquía, ya que los pacientes de esta enfermedad presentan niveles elevados de anticuerpos contra el gluten.

El único tratamiento eficaz que actualmente existe para los enfermos celíacos es el adoctrinamiento de una dieta estricta sin gluten de forma permanente, ya que es la forma más óptima de paliar los síntomas. No obstante, no debe iniciarse antes de tener el diagnóstico de un especialista, ya que dificultaría el análisis de la enfermedad.

Es importante saber también que, una persona celíaca sin diagnosticar y/o que no siga una dieta exenta de gluten puede presentar, a su vez, intolerancia a la lactosa, fructosa o sorbitol, ya que todas las encimas que degradan dichas sustancias se encuentran en el intestino. Por tanto, la ingesta de gluten siendo intolerante a éste, puede conllevar a un mayor atrofiamiento intestinal.

Desde Sanafarmacia apoyamos esta efeméride y te aconsejamos que, si tienes sospechas de que puedas tener una intolerancia digestiva, no dudes en consultar a tu médico y realizarte las pruebas pertinentes.