BLOG

El día 21 de septiembre conmemoramos el Día Mundial del Alzheimer con el fin de concienciar a la población de cómo afecta la enfermedad, tanto a pacientes como a familiares y cuidadores.

El Alzheimer es una enfermedad mental que provoca una degeneración en las células nerviosas del cerebro a una velocidad más rápida de lo habitual que disminuye la masa cerebral, provocando el deterioro cognitivo que se manifiesta en la pérdida del sentido de la orientación, lenguaje, dificultades para recordar y resolver problemas sencillos del día a día. A día de hoy, no se conoce una cura para el Alzheimer, no existen tratamientos para prevenirla ni frenarla, aunque, en las primeras fases de la enfermedad, existen determinados medicamentos que ayudan con algunos síntomas. Pueden realizarse rutinas y actividades para retrasar el deterioro de los pacientes y mejorar su calidad de vida. A medida que los pacientes van avanzando en su enfermedad se van volviendo más dependientes, por lo que son necesarios los cuidados constantes.

El Alzheimer afecta a 1,2 millones de personas en el España, de los que una gran mayoría son cuidados por familiares que los necesitan muchas horas al día, todos los días de la semana. Por tanto, el cuidador ha de cuidar también de su propia salud, atendiendo sus necesidades físicas, sociales y emocionales para prevenir problemas de salud como ansiedad, depresión, trastornos del sueño, dolores musculares o de cabeza. Encontrarse bien físicamente le ayudará a afrontar las situaciones complicadas y la pérdida de autonomía que progresivamente experimentará la persona afectada.

alzheimer

La mayoría de los casos de Alzheimer son de aparición tardía, generalmente a partir de los 65 años. No se muestran evidencias hereditarias, aunque puede darse algún caso. No obstante, los factores genéticos pueden influir en la forma en que se desarrolla la enfermedad, sumados a otros factores de riesgo. Algunos hábitos saludables a seguir para reducir la presencia del Alzheimer son:

  • Mantener una dieta equilibrada, reduciendo el consumo de grasas saturadas y consumiendo alimentos ricos en vitamina E y B12, evitando multivitamínicos con hierro y cobre, a no ser que sean indicados por el médico.
  • Mantenerse activo física y mentalmente.

Con motivo del Día Mundial del Alzheimer, se plantean ciertos objetivos para prosperar en el tratamiento de la enfermedad:

  • Conocer las necesidades de los enfermos para ofrecer terapias apropiadas a la estimulación de la memoria y ejercicios mentales, identificando las dificultades para definir un marco de apoyo efectivo y eficaz.
  • Ofrecer apoyo psicológico y formación a familiares y cuidadores.
  • Investigar sobre el Alzheimer y sus tratamientos, así como desarrollar campañas de prevención de la enfermedad en las que se trabajan en factores de riesgo evitables.

Si necesitas ayuda para proporcionar los cuidados de una persona con Alzheimer busca a profesionales y asociaciones que trabajan en la enfermedad y en cómo convivir con ella. También, tender nuestra mano a personas que se dedican al cuidado de estos enfermos siempre será importante. En Sanafarmacia quedamos a tu disposición para conocer tu caso y ayudarte con consejos más específicos, siempre con el fin de cuidar de tu salud.

Entradas Relacionados

CATEGORÍAS